Loading...

sábado, 26 de octubre de 2013

METAL CHURCH: (BLESSING IN DISGUISE - 1989).


Tracklist:

1... "Fake Healer" – 5:55
2... "Rest In Pieces" – 6:38
3... "Of Unsound Mind" – 4:44
4... "Anthem To The Estranged" – 9:31
5... "Badlands" – 7:21
6... "The Spell Can't Be Broken" – 6:46
7...,"It's A Secret" – 3:47
8... "Cannot Tell A shit" – 4:17
9... "The Powers That Be" – 5:22

Formación:

Mike Howe - (Voz)
John Marshall - (Guitarra)
Craig Wells - (Guitarra)
Kirk Arrington - (Batería)
Duke Erickson - (Bajo)

Fecha:

(28 Julio - 1989)

Sello:

(Elektra Records)

Productor:

(Terry Date)

Estilo:

(Heavy Metal / Thrash Metal)

País:

(USA)

Autor:

(@Alber_Metal)

Puntuación:

(7,3)

Web:
Discos:

Metal Church (1984)
The Dark (1986)
Blessing in Disguise (1989) (*)
The Human Factor (1991)
Hanging in the Balance (1993)
Masterpeace (1999)
The Weight of the World (2004)
A Light in the Dark (2006)
This Present Wasteland (2008)
Generation Nothing (2013)

Directos:

Live (1986)
Live at Dynamo (1991)
Live in Japan (1998)

Demos:

Red Skies (1981)
Four Hymns (1982)
Hitman (1982)

Mi Opinión:

En anteriores publicaciones (resumiendo), reseñé algunos discos de esta banda que hoy nos atiende, que no son otros que los (METAL CHUCRH), desde su disco debut (Metal Church – 1984) hasta su “histórico y clásico” álbum (The Dark – 1986), pues bien, hoy vuelta de hoja, con un buen disco titulado (Blessing In Disguise – 1989) ya sin (David Wayne) en la voz principal, y con un “desconocido” (Mike Howe) como sustituto, puede gustar o no, eso es otro asunto.
Sin duda, estamos ante otro buen disco de Metal Church, este (Blessing In Disguise), que aún mantenía la esencia de los dos primeros álbumes de la banda, mantenían un buen nivel de elaboración y composición, un alto nivel (diría yo), con una buena y cuidadosa producción a cargo de (Terry Date). Puede que la gente (los seguidores de la banda) no considere este trabajo uno de sus mejores discos (yo tampoco lo considero su mejor disco), pero hay que reconocer que tras la marcha de (David Wayne), la banda se tuvo que recomponer a marcha forzosa con un nuevo vocalista, que no es tarea fácil, sustituir a un cantante, aunque en este caso, acertaron de pleno, puesto que el tono de voz de su nuevo vocal en este disco (Mike Howe) era muy parecido al de Wayne, de hecho parecía la misma persona, parecía que Wayne aún estaba en la voz principal, su tono es similar, muy parecido (como digo). Si antes dije lo difícil que era sustituir a un cantante, y lo complicado que es seguir adelante con una banda (con una perdida así), imaginad, si también se marcha su miembro fundador (Kurdt Vanderhoof) como ocurrió en este caso, su lugar lo ocupó el Guitarrista (John Marshall), otro músico desconocido para la gran mayoría.
Pues con todo esto, la formación, al completo estuvo formada por estos músicos; (Mike Howe – Voz / John Marshall – Guitarra / Craig Wells – Guitarra / Kirk Arrington – Batería y Duke Erickson – Bajo), estos tres últimos (Kirk Arrington, Duke Erickson y Craig Wells) ya estuvieron presentes en la grabación de sus dos primeros discos, por lo que siguieron en la banda para este nuevo disco.
Pues resumiendo un poco, que con esos “varapalos” recibidos tras la marcha de dos músicos de “un alto calibre y talento” como fueron los casos de (David Wayne y Kurdt Vanderhoof), sobretodo el caso de Kurdt que fue quién fundó Metal Church, pues con esas, la banda siguió adelante (con lo difícil que eso era), y grabó este, y otros dos buenos álbumes como fueron (The Human Factor – 1991) y (Hanging In The Balance – 1993) con Howe de vocal, buenos discos, pero que aun con esas, no fueron bien recibidos por sus seguidores más “fanáticos”, ni por el público en general, pese a que ambos son dos buenos discos. Nunca llueve a gusto de todos, un cliché que de nuevo aquí se cumple, la gente no se da cuenta de una cosa, que Metal Church seguían activos como banda, pese a las perdidas que antes dije, la gente no valora el esfuerzo que hace una banda por grabar un disco, la cantidad de trabajo y la cantidad de sudor que derraman (en un estudio) para poder grabar un disco, para que luego tres “chorizos” digan que no les gustan esos discos.
Este nuevo disco (Blessing In Disguise) lo puso a la venta el sello (especializado en Thrash Metal `Elektra Records`), sobra decir que a nivel de ventas estuvo muy por debajo de sus dos anteriores discos, aunque, pese a todo lo que estuvo en contra de la banda (en ese momento), cambios de músicos etc, tampoco estuvo mal del todo la cifra exacta de venta de dicho álbum, pese a los problemas antes mencionados (como digo). En cuanto a la portada, en esta salen “retratados” los cinco músicos que en ese momento integraban Metal Church, personalmente no me agradó del todo, la portada digo, es muy cutre, muy simple, ya que fue una simple “fotografía” de los músicos, es mi única pega sobre este disco, por lo demás quedé muy contento.
En lo musical, (canciones) puedo decir que hay unas cuantas que tienen buen nivel, y que mantienen la esencia del sonido de sus dos anteriores obras, en ese sentido puedo destacar (mi tema favorito de este disco) “Fake Healer” (1), un corte típico de apertura, con un sonido que me recuerda al de su primer disco, un corte que da el pego para empezar un álbum de Metal Church, directo y conciso, sin fisuras, con un (Mike Howe) estupendo, haciendo su papel, y cumpliendo a la perfección, a la sombra de Wayne, pero aun así hizo un trabajo digno Otro corte muy destacado fue “Rest In Pieces..” (2), o la directa “Of Unsound Mind” (3), que guarda muchas similitudes al disco (The Dark), pero ¡¡ojito!! por ejemplo a la joya del disco “Badlands” (5), con cambios de ritmos, con partes melódicas (al principio) y partes más rápidas, y partes más calmadas.
Otra sorpresa es la melódica y casi (balada) al principio, me refiero a “Anthem To The Estranged” (4), ya después, encontramos temas más directos y más directo al grano, ejemplo; “The Spell Can´t Be Broken” (6) con un riff de Guitarra muy pegadizo (al principio), para luego toparnos con la directa y Thrashera “It´s A Secret” (7), un track instrumental que por momento pueden parecer a (ATROPHY), se echaba de menos un corte así, puesto que en su anterior disco (The Dark) no compusieron ni incluyeron ningún temita en plan “instrumental”. La siguiente es“Cannot Tell A Shit” (8), sigue con ese sonido “trallero”, y con una cierta velocidad en el ritmo, otro corte directo al grano, y que no se anda con rodeos. Lo mismo podríamos decir de la última canción del disco;“The Powers That Be” (9), (aunque esta, mucho mejor que la anterior), un tema muy bueno, con su particular “enganche” y que gustó mucho (a mí me gustó), de hecho, con el paso de los años se convirtió en un nuevo clásico de la banda, al igual que pasó con (Badlands, Fake Healer) y algunas otras de este disco.

En definitiva, un buen trabajo, que no dejará “títere sin cabeza”, (en el buen sentido de la palabra y refiriéndome a los que les gustan sacudir sus cabezas a ritmo de Thrash), aquí vais a gozar, si sois (como yo) que no tienen complejos a la hora de escuchar un disco (sea cual sea el estilo), de lo contrario casi mejor que ni te acerques a este disco, y si eres de los que piensan que con la marcha de Wayne se acabó Metal Church, casi mejor que os vayáis a freír (espárragos) literalmente hablando. Sin duda, un buen disco (no sé cuantas veces lo he repetido) y las que hagan falta, pero a lo que voy, este (Blessing In Disguise) es de lo mejorcito que grabó Metal Church con (Mike Howe) en las voces, ¡¡pero claro!! luego tenemos el (The Human Factor – 1991 y Hanging In Balance – 1993) que nos deja con la duda en la mente, puesto que son grandes trabajos también, en fin, nos vemos (precisamente) con la próxima reseña, la del (The Human Factor).

Temas destacados:

(Fake Healer, Rest In Pieces, Badlands, Cannot Tell A Shit, The Powers That Be...)

Tema destacado:

(Fake Healer)

Contraportada:



No hay comentarios:

Publicar un comentario

metal is forever